10.9.08

Psico-trance natural

Lindstrøm va a donde uno vaya, bien fácil, se le agradece la compañía de su buena música.

Me tengo que acostumbrar a poner los acentos en una tecla cuando uso la mac y en otra cuando uso la PC, promiscuidad computada.

Todo el kit completado para la noche ayer y el concierto mísero, el efecto sin efecto; gocé sobre todo del permiso de llegar tarde a mi labor y los tacos a los 3 de la madrugada, estoy comiendo tacos como refugiado hambriento, ricura gastronómica inigualable.

Su piel tan lisa y acariciable me provocan ganas de pasar mi mano una y otra vez por todos sus lados, a su olor ya lo hemos elogiado antes y sigue siendo también un deleite. La gente no sabe tratar a la gente, imposible enamorarse de la gente pues, ¿o es que soy una exigencia existiendo?

Me siento tapatío y no es que alcance a estar orgulloso de eso, me encanta vivir en esta ciudad y más ahora a mi regreso, me meto y me salgo de lugares y por lo general me encuentro a alguien que abre sus brazos y me los extiende, otros sólo sonríen a lo lejos, mi sentido de pertenencia se robustece. Aunque alguien no debería de estar orgulloso de su nacionalidad, ciudadanía, equipo de futbol o cosa aglutinante; nunca ha sido positivo defender banderas.

Me encuentro tranquilo, bendita cima ganada. Hoy me preguntó mi mamá si estaba contento con mi trabajo y le respondí que no, que a mí en realidad no me gusta trabajar, me dijo cínico y nos dio risa. Después analizo mi respuesta entre las tripas del cerebro y creo que mucha gente ya quisiera agarrarse las chambas que me caen de la estratosfera binaria, y yo con el lujo de no ser feliz acuestas.

El fin de semana vamos a llevarle pan del bebé verde a nuestras abuelitas que viven en la parte remota del bosque, con capas rojas sobre los hombros, sin lobos ni coyotes en miles de kilómetros a la redonda, puro reino fungi brotando sobre el estiércol de las vacas y aventuras atrapadas esperando ser liberadas.

Sigue lloviendo, felicidad externa en mí.


Tomado del cloruro de sodio y del tartrato ácido de potasio.

1 comentario:

La+Ln=ii dijo...

1. Sufro también de promiscuidad computacional,... y es una chinga.
2. De acuerdísimo: imposible enamorarse de los humanos.
3. Me caga trabajar, pero no sé si me cagan más aun los worcohólicos.
4. Hay un tipo de felicidad que se intuye, se asume pero no se vive, ¿te ha pasado?
5. Se se antojaron unos tacos.