23.12.08

Budha Bar

Lo que necesitaba ha sucedido y no me va a llevar a ningún lado, no me está dejando respuestas, pero sí me hace girar la vista hacia otras latitudes. Me llena de una energía que también me hacía falta para seguir con el planteamiento de centrar todo en mi persona. Me llena la cabeza con ideas nuevas. Me encanta esto que nos puede ir pasando, el destino y sus sorpresas para los que atravesamos más allá de las convenciones y la moral. Sigo entendiendo las ventajas del desapego, me cuadra regalar mis besos y caricias, no espero nada a cambio, afirmar esto me parece un tanto ridículo, pero así es, he logrado un mini-súper-nirvana, veamos cuanto me dura el chiste.


Tomado de los jóvenes deportistas del voleibol.

1 comentario:

Falso Contreras dijo...

Que hermoso, que chingón hermano. Tenía tiempo que no leía algo así de punzante.

Creía que mi año nuevo había iniciado hace unas dos semanas, veo que el tuyo también.